A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

8 DE MARZO

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Otras entradas...

¿Lo ves? Yo sí

¿Alguna vez te han faltado las palabras, te has quedado bloqueado o has sentido que nada de lo que haces o dices