Prepared for
Ianire Angulo Ordorika

Ianire Angulo Ordorika

Acoger en nuestra vida al Señor que viene “de incógnito”

A estas alturas ya hace varios meses que los adornos de Navidad invaden los comercios y los villancicos se han convertido en la “banda sonora” de muchos lugares. En estas fechas los buenos deseos e intenciones pululan a sus anchas y parece que nos sentimos más cercanos entre nosotros. Y aunque en estos días escucharemos (e incluso “veremos” en alguna representación navideña) que José y María no encontraron lugar donde quedarse a pesar de su avanzado estado de gestación (Lc 2,7), quizá nos suene a acontecimiento pasado y lejano a nuestra vida cotidiana. ¡Nada más lejos de la realidad!

Del mismo modo que el Señor se hizo “uno de tantos” y pasó desapercibido entre sus coetáneos, también ahora sale a nuestro encuentro cada día buscando nuestra acogida de mil formas distintas. Y no me refiero solo a todas esas “Marías” y “Josés” a los que con frecuencia vemos en la pantalla de televisión huyendo de un presente sin futuro por el hambre, la guerra o la ausencia de libertad. Muy cerca de nosotros nos salen al encuentro personas que reclaman de nosotros, con frecuencia sin palabras, una acogida sin juicio, una mirada de ánimo o un tiempo regalado de escucha.

Nunca sabremos qué hubiese pasado si los dueños de las hospederías que rechazaron a la familia de Belén supieran Quién es el que, en realidad, les pedía posada. Pero lo que sí sabemos es que aquellos sabios que, según Mateo, vinieron de lejos siguiendo una estrella, cuando entraron donde ellos estaban se postraron ante Jesús adorándole y regresaron a su vida cotidiana por otro camino (Mt 2,11-12). Del mismo modo, acoger esa escondida presencia del Señor en las personas con las que tropezamos en nuestro día a día también nos puede “cambiar por dentro”, hacernos caminar por la vida en una senda distinta y volcar un corazón agradecido ante el “Dios con nosotros”. ¿Estaremos dispuestos a recibirle cada día en tantas personas?

COMPARTE ESTA ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on print
Share on email