A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Emilia Rodríguez

Emilia Rodríguez

Maestra de vocación. Enamorada de mi tierra (Asturias,cómo no podía ser de otra manera) pero ciudadana del mundo. Apasionada del teatro y las tradiciones rurales. Inquieta,soñadora,entusiasta y cabezota.