A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Laura Rodríguez

Laura Rodríguez

Pertenezco a la Comunidad Evangelio y Solidaridad y formo parte del Movimiento de Seglares Claretianos. Estoy casada y con dos hijos, y trabajo como enfermera en el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, donde también soy miembro del Comité de Empresa.