A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Lia Latella

Lia Latella

Soy Priscilla Latela, mi familia, mis hermanas y muchos amigos me llaman Lia. Soy misionera claretiana desde 27 años. Soy italiana y en este momento vivo en Roma. Me siento feliz y apasionada en Dios y en todas las personas que Él ha puesto, pone y seguirá poniendo en mi caminar. El deseo más grande que llevo en mi corazón es que la humanidad pueda conocer la Bondad del Señor y pueda experimentar la felicidad liberadora de haberle encontrado.

Confianza gratuita

Pedro intenta retomar sus hábitos antes del primer encuentro con Jesús, como si nada hubiera pasado, volviendo a pescar. Y es en esta situación que

Leer Más >>

Viajar acompañados

Este texto del evangelio de Lucas describe la experiencia de la fe como una gran liturgia que acompaña y transforma la vida. La vida es

Leer Más >>

Vive para siempre

Toda la vida de Jesús nos habla de un amor por los hombres y por Dios vivido auténticamente hasta el extremo. Ninguna tumba puede detenerlo

Leer Más >>

DAME TU PALABRA

Estamos invitados por el Señor a vivir en la verdad, a conformar nuestro pensamiento, palabras y obras en la verdad porque aquí se fundamenta la

Leer Más >>