A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

La alegría auténtica

El mundo estará alegre… ¿de qué está alegre el mundo? ¿De qué se ríe? Estamos llenos de superficialidad, tanta, que las palabras deber, esfuerzo, compromiso,

Leer Más >>

Testigos de esperanza

¿Por qué? ¿Para qué? Estas preguntas nos acompañan en la vida. Algunas nos llevan a la tristeza, la resignación, la falta de esperanza. Como a

Leer Más >>

Un nuevo nacimiento

Uno de los grandes misterios de la vida, es el misterio de la muerte. La muerte de un ser querido no es fácil de digerir.

Leer Más >>