A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

destacados_portada_1
Luz Pelaez

Nunca dejes de confiar

Algunas veces depositamos nuestra confianza en la persona equivocada y con razón -o sin ella, porque no siempre comprendemos a nuestro corazón- nos sentimos traicionados.

Leer Más >>
destacados_portada_1
Luz Pelaez

No es por lo que mueras

Imágenes que hablan ¡Qué fácil es, a veces, dejar que la muerte nos gane la partida! En cuántas ocasiones, sin darnos cuenta, permitimos que los

Leer Más >>