A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Ondina Cortés

Ondina Cortés

Misionera Claretiana, nacida en Cuba. He vivido casi toda la vida en el Sur de Florida, USA.