A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Pasado Vs. Futuro

¿No nos pasa lo que le pasa a Herodes en el evangelio de hoy constantemente?  ¿No nos ocurre que nuestro pecado nos castiga y nos

Leer Más >>