A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Pepe Montalvá

Pepe Montalvá

Laico escolapio. Tipógrafo frustrado, fotógrafo mediocre, diseñador de tres al cuarto... una eminencia vaya...