A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Interioridad
Teresa La Llana

Cuidar del otro

Cuidarte… Te cuido cuando estoy presente contigo, sin distracciones, permitiendo que se dé lo que necesite darse. Cuando puedo compartir tu alegría y, también, sostener

Leer Más >>