A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Bendice nuestro año

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Bendícenos, oh Eterno, Dios nuestro, 

en todas las obras de nuestras manos

y bendice nuestro año 

con rocíos benévolos, de bendición y donación.

Que en su final haya vida, saciedad y paz 

como en los años buenos para bendición, 

pues Tú eres un Dios bueno que hace el bien y bendice los años.

Bendito eres Tú, Eterno, que bendice los años.

(De la Amidá o 18 Bendiciones , rezo silencioso y diálogo personal entre la persona y Dios. Se recita diariamente en tres momentos del día, mañana – Shajarit- , tarde- Minjá – y noche-Arvit).

Otras entradas...

¿Lo ves? Yo sí

¿Alguna vez te han faltado las palabras, te has quedado bloqueado o has sentido que nada de lo que haces o dices