Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

BIBLIANDO: "Una Palabra a favor de quienes cuidan la vida" por Ianire Angulo, ESSE - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

BIBLIANDO-EXODO

BIBLIANDO: «Una Palabra a favor de quienes cuidan la vida» por Ianire Angulo, ESSE

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Ex 1, 15-20

.

“Además, el rey de Egipto dijo a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifrá, y la otra Puá: «Cuando asistáis a las hebreas, fijaos bien: si es niño, matadlo; si es niña, que viva.»

Pero las comadronas temían a Dios, y no hicieron lo que les había mandado el rey de Egipto, sino que dejaban con vida a los niños.

 El rey de Egipto llamó a las comadronas y les dijo: «¿Por qué habéis hecho esto y dejáis con vida a los niños?» Respondieron las comadronas al faraón: «Es que las mujeres hebreas no son como las egipcias; son más robustas, y antes que llegue la comadrona, ya han dado a luz»

Dios premió a las comadronas. El pueblo se multiplicaba y se hacía muy fuerte” 

 .

.

Nos sabemos muy bien la historia de cómo Dios, a través de Moisés, liberó al pueblo de la esclavitud que sufría en Egipto. Hemos escuchado muchas veces cómo Yahvé escuchó el clamor de un pueblo oprimido y sufriente, pero quizá no tenemos tan “fresco” en la cabeza el gesto salvador de unas mujeres cuyo testimonio también aparece en la Escritura.

.

El libro del Éxodo se sitúa en perfecta continuidad con el del Génesis. Si éste había terminado la historia con José y sus hermanos bien situados en Egipto y liberados así de la hambruna que agostaba su país, el Éxodo comienza afirmando que el faraón que gobernaba no había conocido a José (Ex 1, 8). La bendición divina con la que se abría la Biblia (“Sed fecundos y multiplicaos, henchid la tierra y sometedla” Gn 1, 28) se estaba haciendo realidad en Egipto (Ex 1, 7) hasta el punto de despertar el miedo del gobernante. Paradójicamente la bendición de Dios se convirtió en aparente maldición, pues provocó el maltrato y una esclavitud brutal que buscaba diezmarlos.

.

En medio de esta situación de muerte, surgen mujeres capaces de apostar por la vida de forma valiente. Una de las primeras cosas que llama la atención es que, mientras que no se menciona el nombre del faraón, sí se nombra a las dos parteras: Sifrá y Puá. El texto no deja claro si se trataba de mujeres hebreas o egipcias pero parece más lógico pensar que el macabro encargo se diera a extranjeras y no a mujeres pertenecientes al mismo pueblo que se quiere mermar. Probablemente no era a Yahvé a quien temían ofender si cumplían lo mandado, pero su actuar les valió que Él les premiara porque ellas asumieron su misma causa y respaldaron su Palabra de bendición.

.

El texto nos presenta dos contrapuntos. Por un lado está el anónimo faraón, símbolo del poder y del dominio, cuyo miedo le convierte en un ser ridículo al sentirse amenazado por un pueblo de esclavos y que es engañado por la astucia de un par de mujeres. Por otro lado están las parteras: mujeres débiles y frágiles que, con la valentía osada que da actuar según la propia conciencia, apuestan por ayudar a que la vida siga adelante aún poniéndose en riesgo. Muerte y vida se enfrentan en este pasaje en el que, una vez más, lo aparentemente fuerte es más débil que lo frágil.

.

Cada día, cada mañana, podemos optar entre ser “faraones” y ser “parteras”: buscar estar por encima de todo y de todos o acompañar y proteger los gestos de vida por pequeños que estos sean; preocuparse de protegerse y conservar el dominio o atreverse a contradecir los dictados de una sociedad que prefiere descartar a quienes no “encajan” en su perfil. Faraón o partera ¿qué decides ser? 1

.

.

Ianire Angulo Ordorika,  ESSE

COMPARTE ESTA ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on print
Share on email