A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Breve oración ante el COVID-19

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
  • Que los estantes vacíos del supermercado ​me ayuden a pensar en quienes la escasez es el no-pan suyo de cada día.
  • Que la falta de mascarillas o de hidroalcohol me haga reflexionar ante quien vive a la intemperie desde que nace, sin tarjeta médica, ni hospitales, ni medicinas…
  • Que la incertidumbre de a quién le tocará, ​me ayude a intuir los sentimientos de los que oyen el silbido de las bombas y los disparos hoy.
  • Que el posible aislamiento ​me sirva para padecer-con los refugiados bloqueados en Turquía.
  • Que las posibles complicaciones logísticas laborales​, educativas​ y familiares​ me ayuden a comprender una pequeña parte de lo que sienten los padres que no tienen ni abrigo, ni casa, ni cuadernos, ni respuestas, ni esperanza para sus hijos.
  • Que el caos económico que amenaza nuestro privilegiado bienestar nos sirva para abrir los ojos ​ante quien busca simplemente futuro atravesando el océano​, el desierto, el campo helado o las alambradas.

Bendito quien confía en el Señor

y pone en el Señor su confianza.

Será un árbol plantado junto al agua,

que alarga a la corriente sus raíces;

no teme la llegada del estío,

su follaje siempre está verde;

en año de sequía no se inquieta,

ni dejará por eso de dar fruto.

​(Jeremías 17, 7-8.​)

Amén​


Otras entradas...

¿Lo ves? Yo sí

¿Alguna vez te han faltado las palabras, te has quedado bloqueado o has sentido que nada de lo que haces o dices