A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

BUSCANDO: claves para ser feliz II – por Esther Lucía Awad Aubad

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

segunda clave: SE LO QUE ERES

.

Vamos a iniciar hoy nuestra segunda clave para ser feliz: sé la persona que eres, sin máscaras, sin disfraces, sin depender del lugar en el que estés o las personas con las que te relaciones, para ser o comportarte de una u otra manera… ¿Por qué? porque como decía Thomas Hardy, la felicidad se hace, no se halla.  Brota del interior, no viene de fuera.

.

540x293_20150107_060ceff365666dcba73787018990727d_gifEn muchas ocasiones, la ausencia de felicidad y bienestar está ocasionada por no ser lo que realmente soy o estar buscando ser lo que no soy.  ¡Cuántas veces la insatisfacción nos viene por no sentirnos aprobados por las personas que están a nuestro alrededor, por no atrevernos a manifestarnos con autenticidad, por tener miedo a mostrarnos tal cual somos, por estar más atentos a responder a las expectativas que tienen –o creemos que tienen- los demás sobre nosotros mismos que a ser lo que somos! ¡Vamos tan preocupados de tener a gusto a los demás que se nos olvida estar a gusto con nosotros mismos para disfrutarnos y dejar que otros disfruten con y de nosotros!

.

¿Y qué es esto de ser lo que soy? Vamos a sintetizarlo en tres palabras: conocerme, aceptarme y asumirme.  Conocerme, es decir, tener claridad sobre aquello que es potencialidad y aquello que es fragilidad en mí, y saber que las dos dimensiones son inseparables y que juntas hacen que yo sea yo y no otra persona. Aceptarme, es decir, acoger que lo que soy es lo que tengo, no para resignarme sino para sacar lo mejor de mí, para situarme desde esto en la vida, y no andar buscando lo que me falta o lamentando no tener lo que desearía tener; Asumirme, es decir, hacerme cargo de lo que soy para desarrollar, fortalecer y poner al servicio todo lo que es potencialidad en mí, y trabajar mi fragilidad para no permitir que me haga daño ni hacer daño desde ella, e incluso descubrir la luz y vida que también me aporta.  Conocerme, aceptarme y asumirme para comprometerme con mi proceso de crecimiento continuo y atreverme a ser en cada momento, en cada lugar, con cada persona, lo que realmente soy.

.

espejo

Con frecuencia encuentro en las personas algo que no deja de sorprenderme: una gran claridad en lo que es su fragilidad, acompañada generalmente del lamento de ser así y el convencimiento de que es algo que victimiza, limita e impide la felicidad, y que habría que quitarlo, a la vez que un desconocimiento significativo de lo que es su propia potencialidad y fortaleza, o una negación u ocultación de esta por un falso sentido de la modestia. ¡Vaya atentado contra la posibilidad de ser feliz!

.

Ser lo que soy repercute en mi capacidad para creer en mi misma, en autoconfianza, en estima personal, en autenticidad, en apertura a reconocer que unas personas me querrán y acogerán espontáneamente, otras aprenderán a hacerlo, y otras no lo harán ¡y no pasa nada! Entonces dejaré de ir buscando lo que “debería ser”, o lo que creo que los demás quieren que sea y me dedicaré a reconocer y disfrutar lo que soy, y desde la alegría que me da serlo, poderlo compartir con otros.

.

En los próximos 21 días y otros pocos más…

.

¡Espero que esto de “elijo ser felizya se haya convertido en hábito en ti!  Vamos a dar un paso más:

.

  • Cada día en algún momento haré un alto en mi vida cotidiana y me haré consciente de tres cosas que haya hecho o dicho hoy, que me hacen sentir a gusto conmigo misma y con lo que soy.  Recuerda que es muy importante que no sólo lo pienses sino que lo pongas por escrito.

.
.

EstherLucía Awad Aubad