A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

BUSCANDO: claves para ser feliz IV – por Esther Lucía Awad Aubad

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

cuarta clave: RECONOCE Y AGRADECE

 .

Después de haber elegido ser felices y ser lo que somos, y habernos entrenado en aprender a mirar otro punto de vista, la cuarta clave para ser feliz tendrá mucho sentido: reconoce y agradece.

.

Tengo la sensación de que estamos tan acostumbrados a ver y subrayar lo que falta, lo que no funciona, lo que debería ser de otra manera, que hemos dado por supuesto que todo lo demás es obvio; hemos perdido la capacidad de reconocer y agradecer todo lo que acontece en la cotidianidad y que, posiblemente, si lo hiciéramos consciente incrementaría nuestra sensación de satisfacción, de agrado, de felicidad…

.

En un cultura de los derechos -¡y no estoy en contra de ello eh!- quizá se ha perdido de vista que a cada derecho corresponde un deber, y hemos pasado de la cultura de los derechos a la de la exigencia y el merecimiento infundado, a dar por hecho que nos merecemos todo lo que recibimos y que es un agravio cuando no se nos da lo que queremos, lo que nos parece que nos merecemos, o lo que creemos que tiene que ser como nosotros lo establecemos.

.

Me llama tanto la atención cuando entro a algún establecimiento público y leo -por supuesto en lugar bien visible y con letras grandes-: “Existen hojas de reclamaciones” ¡¡¡Por más qué he buscado, no he podido encontrar en alguno un aviso que diga “Existen hojas de agradecimiento”, “Existen hojas de reconocimientos”!!!. Y no puedo más que pensar cuánta amargura genera el verbalizar, expresar y hacer público únicamente lo que nos molesta y paralelamente callar, porque lo damos por supuesto, lo que nos ha hecho sentir bien, a gusto, lo que reconocemos, lo que valoramos, lo que agradecemos de la otra persona, aunque lo haya hecho en el cumplimiento de su deber o porque es su trabajo. Parece ser que los reconocimientos y agradecimientos están reservados para grandes acontecimientos, para el aniversario de los 25 años en la empresa, para las palabras de despedida en los funerales…

.

A veces me pregunto qué pasaría en nuestra sociedad si con la misma prontitud que nos sale decir, “hay que denunciarlo” y nos ponemos en ello, nos brotara decir “hay que anunciarlo” y por supuesto también nos pusiéramos en ello… Sé de una empresa que quiso potenciar esta actitud entre sus usuarios, para esto, entregó a cada uno 10 tarjetas de reconocimiento y/o agradecimiento invitándoles a que cada vez que se sintieran bien atendidos por alguno de los empleados, le entregaran una de estas tarjetas escribiendo en ella ambos nombres y lo que valoraba del servicio. ¡La mayoría de los usuarios tienen aún en su poder las 10 tarjetas… no han encontrado la oportunidad para hacer explícito ningún reconocimiento! ¿Realmente no han recibido ningún buen servicio o como es su derecho y su obligación, no es necesario agradecerlo ni reconocerlo? Alguno habló de la falta de tiempo para hacerlo… curiosamente fue el mismo que en distintas ocasiones sí había tenido tiempo para presentar “quejas y reclamaciones”. 

.

Reconocer y agradecer es una actitud que nos permite disfrutar de todo lo que acontece en la cotidianidad, que también nos ayuda a desarrollar la capacidad de mirar de otra manera, que nos hace prolongar en el día a día, los momentos agradables que vivimos, en contraposición a la costumbre que tenemos de estar regodeándonos en los malestares o los malos momentos.

.

En los próximos 21 días y otros pocos más…

.

  • Para los próximo días, quiero proponerte un reto: en cada lugar público que estés –el metro, la tienda de chuches, un bar, el colegio, la oficina… – cualquier lugar dónde recibas algún servicio de otra persona, reconoce y agradece lo que esa persona está haciendo. No importa si es su deber o su obligación, resáltalo, y si puedes, ¡exprésaselo! Promovamos el uso de la “Hoja de reconocimiento y agradecimiento”. Constatarás lo que pasa en ti y en tu entorno…

.
.

EstherLucía Awad Aubad