A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

BUSCANDO: «Radicalidad» por Juan Carlos Monroy, cmf

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

buscando RADICALIDAD

 .

Estrenamos Noviembre con una llamada a la santidad: la fiesta de todos los santos, el día 1.

Una palabra se te entrega: Radicalidad.

 .

En tu búsqueda, si te sientes atraído por un camino que supone un mayor compromiso de vida, una mayor radicalidad en tu seguimiento de Jesús, tienes muchas posibilidades de estar acertando.

.

Si además se despiertan en ti diversos miedos que tienden a paralizarte, a pesar de la atracción que te suscita, entonces más probabilidades aún tienes de estar en tu camino; eso sí, tendrás que aprender a gestionar esos miedos, que tienen un poder notable.

.

Si junto a esa llamada a “más”, se te juntan muchos “peros”, vas teniendo todos los números para que te toque tu destino; si bien tendrás que dedicarte a desarmar esos “peros”, que no son más que falsas justificaciones para no seguir adelante, falsas a la vez que convincentes, por lo que hay que tener cuidado de ellas.

 .

Así es: Dios siempre te llama a un plus. Y hay fuerzas que tratan de anular la atracción que ejerce en ti esa llamada.

 .

Si por el contrario, te sientes impulsado a desimplicarte de compromisos contraídos, de pasos dados… entonces no vas por buena senda.

.

La radicalidad supone esfuerzo, tensión, cansancio; y es una tentación “imaginarse” una vida más tranquila, más relajada, para lo cual “se supone” que debes ser menos comprometido. Una tentación conocido ya por los Padres del desierto.

.

Sin embargo, esa “presunta” vida “mejor” no es más que un espejismo, el implicarse menos no crea una vida así.

.

Si estás en esta tentación, te va a ser difícil reconocerla, porque tu espíritu presiente la inconsistencia de este camino, su falsedad, y por eso tu corazón y tu mente se cierran en banda, y como no hay peor ciego que el que no quiere ver… pues no lo ve sino como algo bueno.

.

Llevarás esta decisión más en secreto, no quieres que los demás te influyan porque podrías hacer aguas, y te vuelves terco. Esa falsa seguridad solo encierra la fragilidad de la opción tomada. Pero difícilmente darás tu brazo a torcer.

 .

Un buen indicador: la radicalidad.

.

  • Palabra:

.

“Sed santos como vuestro Padre celestial es santo” (Mateo 5:48)

“Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que posees y da a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sígueme” (Mateo 19:21)

“Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais en vuestra ignorancia, sino que así como aquel que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: SED SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO” (1ª Pedro 1:14-16)

 .

  • palabras :

.

“Te seguiré” de Rosa Ruiz, rmi en el disco “Os lo anunciamos” de Misioneras Claretianas

 .

“Te seguiré hasta el final

arrastrando mis fracasos,

mis grandezas, mis problemas

con la fe que soy capaz

sin inclinar la cabeza.

 .

Te seguiré hasta el final

quiero ser semilla fértil,

brisa suave, casa abierta

y dejarme transformar

por tu amorosa presencia.

Te seguiré hasta el final

aunque me falten las fuerzas

Y si caigo en el camino

me volveré a levantar

porque sé en quién he creído.”

.

.

Juan Carlos Monroy