BUSCANDO. VOCACIÓN. por José Ángel Beltrán

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

 

 

Dos palabras (vocación y búsqueda) que serán el eje inspirador de este camino a recorrer, dos palabras íntimamente entrelazadas que se buscan y se encuentran en ese maravilloso «dialogo de libertades» que Dios quiere tener con nosotros para que vayamos trazando, junto a Él, nuestro propio camino. Dos palabras que pretendemos contemplar, desentrañar, disfrutar y compartir este curso.

 

Y todo ello enmarcado por un lado en ese «haz lo que haces» que nos «provoca» este año para hacernos conscientes de una llamada que habita en todo lo que nos rodea, para invitarnos a sentir la Vida que se nos propone y descubrirla, ya presente, en lo más cotidiano…siempre que sepamos pararnos a buscar, siempre que sepamos buscar con verdad, siempre que busquemos desde el corazón. «Haz lo que haces»… si de verdad quieres encontrar tu vocación… entonces, «haz lo que haces»… y aprende a buscar donde ya estás porque sin duda el Señor ya te está esperando allí mismo con su mensaje de Vida abundante.

 

Por otro lado, enmarcado también en este nuevo proyecto de acompasando que sigue manteniendo su intuición original: «el compás«, una punta fija en Jesús y la otra en movimiento… porque la búsqueda supone siempre movimiento, porque el Amor, como la fe, siempre es dinámico, crece, evoluciona, se expande, se transmite…nace y se genera en el corazón de Dios y es ese mismo Amor el que nos impulsa a movernos y a compartirlo con todos. Fijos los ojos en Jesús, con el corazón anclado en sus Palabras, pero siempre en movimiento para anunciar su «Buena noticia» a todos los pueblos.

 

Así pues en este primer mes mi propuesta es justamente esta: si te dispones a buscar… si lo que quieres es encontrar tu vocación… si quieres renovar ese Sí que ya le has dado a Jesús… entonces «haz lo que haces», pero hazlo consciente y «con el corazón».

 

Como pedagogía de trabajo intentaré siempre proponer un diálogo entre nuestras palabras y la Palabra. Por nuestra parte «palabras», una mezcla de todo aquello que nos hace humanos y nos constituye como personas: palabras de alegría, de duda, de esperanza, de inquietud, de coraje, de fracaso… multitud de sentimientos, pensamientos, acciones, sueños y deseos que nos acompañan y nos van forjando en el camino. Por parte de Dios su «Palabra», que da Vida, que serena, que enciende fuego en el corazón, que despierta en cada uno lo mejor que lleva dentro… que cuestiona, que interpela, que «provoca»… que llama.

 

Para este mes:
palabras: os dejo este enlace de una canción que os sonará ya a muchos:

Disfrutadla, dejaos empapar por el mensaje vocacional que la impregna«déjame entrar»; «busca la raíz»; «donde el corazón espera y siente»; «donde el corazón te lleva y mueve»…


 

Palabra: «Donde está tu tesoro, allí también estará tu corazón» Mt 6, 21

  • ¿Dónde está mi tesoro?
  • ¿Dónde me lleva el corazón?
  • ¿Mi búsqueda y mi vocación coinciden con lo que anhela mi corazón?
  • ¿Lo que anhela mi corazón coincide con lo que Dios quiere de mí?

 

José Ángel Beltrán
order indocin online
allegra-d 24 hour generic