20201121_Oración (1)

Dios que me has creado

Dios amado,

haz que mi corazón comprenda

la profunda sabiduría

con la que me creaste.

Ayúdame a entender

que mis puntos débiles

son de hecho una posibilidad de crecimiento,

que mis límites me llevan a nuevas fronteras

y que mis propios fracasos

me enseñan a triunfar.

Oh Dios mío ,

ayúdame a perfeccionar

cada elemento de mi humanidad.

Ayúdame a superar

todos mis rasgos negativos,

todas mis motivaciones perniciosas.

Enséñame a transformar el mal

en bien.

(R.Nachman de Breslau)

COMPARTE ESTA ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on print
Share on email