5+2= Vida entregada

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan, El Bautista, se marchó de allí en barca, a un sitio tranquilo y apartado. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Al desembarcar, vio Jesús el gentío, le dio lástima y curó a los enfermos. Como se hizo tarde, se acercaron los discípulos a decirle: Estamos en despoblado y es muy tarde, despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer." Jesús les replicó: No hace falta que vayan, dadles vosotros de comer." Ellos le replicaron: Si aquí no tenemos más que cinco panes y dos peces." Les dijo: Traédmelos." Mandó a la gente que se recostara en la hierba y, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos; los discípulos se los dieron a la gente. Comieron todos hasta quedar satisfechos y recogieron doce cestos llenos de sobras. Comieron unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños.

Mateo 14, 13-21

¡Qué acostumbrados estamos a deslumbrarnos con números grandotes! Quizá por eso cinco panes y dos peces nos parecen tan poquito. Pero la mirada de Jesús tan distinta a la nuestra es capaz de descubrir la grandeza de lo pequeño y su potencial de vida. Sólo cuando le entregamos al Señor nuestros cinco panes y dos peces, el Señor lo bendice, lo multiplica y nos ayuda entregarlo a los demás. 

Quizá la única verdad es que sólo cuando retenemos nuestros dones para nosotros mismos es cuando nos saben a tan poco… ¡Cuántas veces hemos descubierto que cosas tan pequeñas se han hecho grandes porque las hemos sabido compartir! Ofrecer a Dios y a los demás nuestro 5+2 es lo mismo que vida entregada por amor, pero vida entregada no desde el heroísmo sino desde la donación humilde.

A lo largo de este día piensa en tus cinco panes y dos peces… (ponles nombre, sean los dones que sean,) son dones que sólo tienen sentido cuando se entregan, entrégalos hoy ahí donde estés… y verás cómo lo pequeño pero compartido te sabrá a la abundancia del Reino

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter