A nuestro lado

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado”. Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis. Ya no hablaré mucho con vosotros, pues se acerca el príncipe del mundo; no es que él tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre, y que, como el Padre me ha ordenado, así actúo yo»

Juan 14,27-31a

¿Recuerdas la última vez que estuviste experimentando problemas? ¿Tenías a alguien a tu lado en aquellos momentos difíciles? 

Quizá cada uno de nosotros por lo menos una vez, nos hemos encontrado en esa situación y hemos perdido la paz interior. Hoy el evangelista San Juan nos recuerda la promesa de Jesús de estar con nosotros: “Me voy y vuelvo a vuestro lado”. Como un amigo que está siempre listo para apoyarte, Jesús, aunque tuvo que abandonar a sus amigos por un momento, dio su paz para que el que la tenga, esté con Él a su lado. Esta paz que Jesús nos deja debe difundirse a nuestro alrededor. 

Por lo tanto, es el momento de preguntarse ¿en dónde quiero difundir la paz de Jesús? O bien ¿quién necesita mi presencia hoy?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter