A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio. Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

Lucas 21,12-19

Parece que Jesús nos diera vuelta la tortilla en el Evangelio de hoy. Nos anuncia lo no tan bueno que puede suceder y acaba diciendo “esto les servirá de ocasión para dar testimonio”. Claro, no nos entra mucho esta idea en la cabeza porque el ser testigo muchas veces lo asociamos con “dar buen ejemplo” para que otros crean en Jesús y la Palabra nos dice que lo único que hay que hacer es aprender a padecer. Y esto lo asociamos al dolor, al sufrimiento, que sin duda es así, pero vivida desde la fe en Jesús de Nazaret este padecer va acompañado de la alegría de la entrega y se transforma en perseverancia. Ya no duele tanto, ya no se sufre tanto, porque tenemos la certeza que nada se pierde, que nada es en vano, este padecimiento da mucha siembra, y sino miremos la vida de tantos mártires ¿acaso alguno de ellos entregó su vida con cara larga? Vaya si nos edifican muchas veces sus historias y hasta nos dan ganas de ser como ellos.

Vivimos tiempos de mucha persecución por nuestras creencias, criterios, valores, pero en nuestra perseverancia Jesús nos dice “que esto sea ocasión para dar testimonio de mi” o ¿acaso te vas a echar atrás? Quizás esta sea la frase que nos pueda animar y acompañar hoy.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter