A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

¿Amas al Señor O Cumples Sus Mandamientos?

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que cerráis a los hombres el reino de los cielos! Ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que quieren. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que viajáis por tierra y mar para ganar un prosélito y, cuando lo conseguís, lo hacéis digno del fuego el doble que vosotros! ¡Ay de vosotros, guías ciegos, que decís: "Jurar por el templo no obliga, jurar por el oro del templo sí obliga" ¡Necios y ciegos! ¿Qué es más, el oro o el templo que consagra el oro? O también: "Jurar por el altar no obliga, jurar por la ofrenda que está en el altar sí obliga." ¡Ciegos! ¿Qué es más, la ofrenda o el altar que consagra la ofrenda? Quien jura por el altar jura también por todo lo que está sobre él; quien jura por el templo jura también por el que habita en él; y quien jura por el cielo jura por el trono de Dios y también por el que está sentado en él.»

Mateo 23,13-22

Si algo caracterizó a Jesús fue su libertad frente al culto y a las normas morales que terminan por ser una carga o un pretexto para caer en el orgullo espiritual. Para unos la ley y los preceptos de la Iglesia son una carga o un producto caduco y para otros es motivo de satisfacción porque les da la aparente seguridad de que se han ganado el cielo por cumplidores. Pero el seguimiento de Jesús no se basa en cumplir requisitos, sino en dejarte seducir por su mensaje. ¿Te seduce Jesús? ¿Lo amas a pesar de tus incorregibles defectos?

Me asombra cada vez más que Jesús se fija en cada uno de nosotros sabiendo que somos pecadores. Me asombra que el Dios que nos presentó Jesús sale corriendo al encuentro de un hijo que se gastó su fortuna con prostitutas y lo abrazó tan contento. Esto no es cuestión de cumplimiento, esto es cuestión de amor. Somos hijos de Dios y eso nadie podrá quitárnoslo. ¿No te asombra a ti también?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter