APRENDER A VIVIR “SIN ÉL” – Martes 28 de mayo –

LOGO-LECTURAS
Ahora me vuelvo al que me envió y nadie me pregunta adónde voy. Lo que os he dicho os ha llenado de tristeza; pero os digo la verdad: os conviene que yo me vaya. Si no me voy, no vendrá a vosotros el Valedor; si me voy, os lo enviaré. Cuando él venga, convencerá al mundo de un pecado, de una justicia, y de una sentencia, el pecado, que no han creído en mí; la justicia, que yo voy al Padre y no veréis más; la sentencia, que el príncipe de este mundo está sentenciado.

Jn. 16, 5-11

La marcha de Jesús es un gran reto para la comunidad, tiene que aprender a vivir, sin su presencia física, tiene que aprender a “verlo” en la fe, más allá de los sentidos… tiene que aprender a encarnarlo con el Espíritu, que Él nos envía, en la vida y en el mundo… Recibir al enviado, creer en él, dejarse empujar por él, dejarse hacer por él, ser enviados por él…

reconocer:

…el Pecado: no creer que yo “soy”, no creer en mí, no confiar, no acoger.

…la Justicia: el Padre “da la cara” por Jesús,  le glorifica por su fidelidad, su vida entregada, lo resucita…

…la sentencia: el mal, la muerte, han sido vencidas, condenadas por la fidelidad y el amor de Cristo…

¿Voy aprendiendo a verlo sin “ver”?

Soledad Galerón

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter