BUSCAR SEÑALES

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, puso Jesús una parábola a sus discípulos: "Fijaos en la higuera o en cualquier árbol: cuando echan brotes, os basta verlos para saber que el verano está cerca. Pues, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios. Os aseguro que antes que pase esta generación todo eso se cumplirá. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán."

Lucas 21,29-33

A medida que nos acercamos al final de este difícil capítulo de Lucas, las promesas de esperanza de Jesús lo van suavizando, se van haciendo más claras. No nos confundamos, el verdadero discípulo tendrá que pasar por duras pruebas, como su Maestro. Pero este Maestro, no nos deja solos, nos anima en el camino para que preservemos y triunfemos al final. 

Esta semana la escritura nos ha presentado los terribles eventos que están asociados con el fin de todas las cosas. Hoy la historia de la higuera resume lo que hemos estado escuchando. Jesús nos invita a fijarnos en los signos de los tiempos y a discernir cual es el verdadero valor de nuestra vida

Al terminarse el año litúrgico me pregunto, ¿Qué signos de los tiempos, qué señales, han sido más notables en mi vida? ¿Hacia dónde apuntan esos signos? ¿Qué tengo que discernir en mi vida para ser verdadera discípula de Jesús? Mi oración hoy, a la que también te invito, es que Dios me dé la sabiduría y la claridad para poder identificar esos signos de los tiempo en mi vida, y para interpretarlos correctamente. 

Se acerca el reino de Dios. No es necesariamente el fin del mundo, sino que para mí es preguntarme, que estoy haciendo HOY como Claretiana, como mujer consagrada para que ese reino de Dios se haga un poco más realidad en el aquí y ahora de mi vida. ¿Y para ti?

 

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter