Camino, verdad y vida

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino." Tomás le dice: "Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?" Jesús le responde: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí."

Juan 14,1-6

«Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí”

La confianza en Jesús y la confianza en Dios son la misma cosa. Si buscamos a Dios, estamos en buen camino, no hay nada que temer.

“En el hogar de mi Padre, hay muchas estancias” No se trata de un lugar, sino del ámbito del amor de Dios. En el corazón de Dios hay sitio para todos. En la familia de Dios hay sitio para todos. Todos estamos llamados a formar parte de la familia del mismo Dios.

Yo soy Camino. Yo soy Verdad. Yo soy Vida. Me resuena la canción “caminante ya hay camino para juntos avanzar”. Jesús es Camino, camino que empieza y termina en Dios. Los que le seguimos debemos recorrer también ese camino, es decir, ir de Dios que es el origen hasta Dios que es la meta.

Hay tantas verdades y cada uno tenemos nuestra propia verdad. Jesús fue lo que tuvo que ser. Jesús fue auténtico, hizo presente a Dios. Jesús es la verdad y lo podemos ser también nosotros, porque Dios que habitó en Jesús habita también en nosotros.

Yo soy Vida, nos habla de la misma Vida que es Dios, que se le ha comunicado a él y que se nos comunica a nosotros. 

En Jesús descubrimos la presencia de Dios. Mi tarea hoy es descubrir en mí, ese Dios-Vida de Jesús y manifestarlo.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter