Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Confianza gratuita - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, apodado el Mellizo; Natanael, el de Caná de Galilea; los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: «Me voy a pescar». Ellos contestan: «Vamos también nosotros contigo». Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: «Muchachos, ¿tenéis pescado?». Ellos contestaron: «No». Él les dice: «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis». La echaron, y no podían sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo a quien Jesús amaba le dice a Pedro: «Es el Señor». Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque rio distaban de tierra más que unos doscientos codos, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: «Traed de los peces que acabáis de coger». Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: «Vamos, almorzad». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos después de resucitar de entre los muertos.

Juan 21,1-14

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Pedro intenta retomar sus hábitos antes del primer encuentro con Jesús, como si nada hubiera pasado, volviendo a pescar. Y es en esta situación que siente que Jesús lo ve y se prepara para un nuevo encuentro: el texto dice que, en lugar de desvestirse para saltar al mar, Pedro se viste, porque estaba despojado, para tirarse al agua e ir hacia Jesús. El recuerda el día cuando Jesús le invitó a caminar con él sobre el agua, es decir, a tener confianza en el a no tener miedo al fracaso. Ahora, apoyado en esa mirada misericordiosa, Pedro encuentra el coraje para enfrentar el mar.

Jesús a través de su presencia positiva e incondicional, quiere generar en Pedro un espacio, que es el espacio de la misericordia. De hecho, la red antes vacía de Pedro está llena de 153 peces grandes, un número enigmático, pero que tal vez simplemente dice la enorme diferencia de quienes están dentro de esta red. Una red que no se rompe a pesar de estas diferencias. Y solo la mirada misericordiosa, puede garantizar la unidad y la estabilidad de la red. Es la misericordia la que hace la unidad.

La mirada del Resucitado ante la fragilidad de Pedro es la mirada de Cristo ante la fragilidad de cada uno de nosotros. Jesús no investiga las razones de la traición de Pedro, no trivializa sus errores, no despierta sentimientos de culpa. A través de su mirada, Pedro se da cuenta de que Jesús ve en él recursos que él mismo todavía no había descubierto, le ha devuelto la confianza gratuita. La misericordia nos impulsa a descubrir el bien invisible. Ahora, Pedro puede responder de nuevo a la llamada de Jesús. La respuesta de Pedro se vuelve más auténtica y menos ideal, se convierte en una entrega.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter