Conocer a Dios

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros oíd lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, sucumbe. Lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ése dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno.»

Mateo 13,18-23

Jesús vuelve a hablarnos en parábolas, la vida rural, los tiempos agrícolas, las imágenes de la naturaleza son utilizadas para descubrirnos los secretos del Reino. Pero al final de esta explicación Jesús nos hace un guiño y habla claramente: “Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende

El que da fruto no es el que hace más, no es el voluntarista, sino el que entiende, por ello el profeta Oseas nos recuerda que “Mi pueblo muere por falta de conocimiento”.

Dios no quiere activismo por activismo, Dios solo pide que lo comprendamos o al menos que lo intentemos. Él es incognoscible, pero su plan no, y lo va revelando en la carne de su Hijo Jesús y en las huellas que deja en nuestra vida, solo hay que buscarlas y relacionarlas con nuestra historia.

Hoy buscaré al menos un episodio donde reconozca el paso de Dios en mi vida y le daré las gracias.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter