Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Cuando la luz nos ciega - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
Jesús dijo a Nicodemo: “Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar el mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Unigénito de Dios. Este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra mal detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que obra la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios

Jn. 3, 16-21

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

¡Quién pudiera creer profundamente en ese “! tanto amo Dios al mundo que le entregó a su Hijo para que tengamos vida”! ¡Creer, hondamente, que ese amor del Padre ha puesto en marcha toda la historia de salvación! Creer entrañable y hondamente la revelación de que Jesús es la fuente del gozo profundo y estable de la salvación recibida; de la seguridad y serenidad inamovible en medio de contratiempos, oscuridades, soledades, incomprensiones… La fuente que, nos libera para la donación incondicional y para la esperanza frente a cualquier tiniebla, catástrofe, destrucción…

¿Por qué, con cierta frecuencia, nos alejamos de la luz, del calor, del amor y perdón de Dios? ¿Creemos, honestamente, que podemos encontrar la fuente de la Vida lejos de Él?

Tal vez nos avergüenzan ciertas opciones tomadas en la vida, la dirección en la que caminamos… los deseos oscuros que nos mueven… ¿Nos sentimos acusados por nuestras propias obras? Pero ¿quién nos puede acusar, si el Padre “no envió a su Hijo al mundo para juzgar el mundo, sino para que el mundo se salve por él”? 

Necesitamos acercarnos a Jesús, y sobre todo CONFIAR, CREER, SABERNOS SEGUROS, en Dios, en su amor, en su perdón, y en su salvación.

¿Por qué nos costará tanto CREER que somos amados gratuitamente por Dios?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter