Dar Sabor A La Vida

LOGO-LECTURAS
Vosotros sois la luz del mundo. En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: "Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una vela para meterla debajo de un celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo".

Mateo 5, 13-16

Estamos creados a imagen y semejanza de Dios. Quiere decir que somos seres razonables y libres. Para que estos dones estén bien desarrollados y gestionados se necesita una formación continua como por ejemplo la oración/meditación de la Palabra de Dios, lectura que ayuda a leer la realidad de mí mismo, a verme cómo soy. Cuanto más nos conocemos a nosotros mismos, con más realidad vivimos el “aquí y ahora”. Cuanto más realismo, más sabor podemos poner al don de la vida. 

Saborear la vida es vivir conscientes de que todo es un don de Dios. Es bueno hacerse esta pregunta: ¿Qué necesito para dar más sabor a mi vida? 

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter