Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Deja todo y ve con Él - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
Al enterarse Jesús de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea, y dejando el pueblo de Nazaret, se fue a vivir a Cafarnaúm, junto al lago, en territorio de Zabulón y Neftalí, para que así se cumpliera lo que había anunciado el profeta Isaías: Tierra de Zabulón y Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los paganos. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una gran luz. Sobre los que vivían en tierra de sombras una luz resplandeció Desde entonces comenzó Jesús a predicar, diciendo: “Conviértanse, porque ya está cerca el Reino de los cielos”. Una vez que Jesús caminaba por la ribera del mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado después Pedro, y Andrés, los cuales estaban echando las redes al mar, porque eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y los haré pescadores de hombres”. Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Pasando más adelante, vio a otros dos hermanos, Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que estaban con su padre en la barca, remendando las redes, y los llamó también. Ellos, dejando enseguida la barca y a su padre, lo siguieron. Andaba por toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando la buena nueva del Reino de Dios y curando a la gente de toda enfermedad y dolencia.

Mt 4, 12-23

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

La Palabra de hoy diversa y rica en su contenido catequético nos habla de que el Reino ya está cerca. Podemos entreverlo en la vida de tantas personas que caminan a nuestro lado y hacen cosas extraordinarias por el derecho a la vida en cualquier circunstancia. Vemos la fuerza callada del Reino y sentimos su toque discreto en un mundo de bullicio e indiferencia. 

Y allí donde habita la oscuridad una gran luz resplandece… Es Jesús el galileo que sigue llamando a gente extraordinaria como tú, como yo para hacernos pescadores de hombres. Es el Jesús de la iniciativa, es él que viene a buscarnos… su invitación es hacernos discípulos suyos, nos ofrece la oportunidad de estar con Él, observarle de cerca a diario, aprender más de lo que piensa, como actúa, para ir copiando sus gestos, su manera de hablarle a la gente, su modo de ser y obrar. Es aprender a ser su discípulo o discípula desde el corazón, haciendo opciones por la vida y el Reino. 

Y simplemente “dejando luego el barco y a su padre, lo siguieron”. Bien de cerca.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter