Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Dios es nuestro Padre - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
“Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo. «Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre; venga tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo. Nuestro pan cotidiano dánosle hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores; y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal. «Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas.”

Mt 6, 7-15

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Jesús, cuando enseña el Padre Nuestro nos da la pauta y el camino para que nuestra oración sea escuchada por Dios: cuando oréis no habléis mucho… Quiere decir que la oración que dirijamos a Dios tiene que ser sencilla, hecha con el corazón, pensando en Dios y sus intereses, no en nosotros mismos. Y esta oración establece un lazo íntimo con Dios a quien debemos llamar Padre nuestro, porque es un Padre Bueno lleno de ternura y misericordia, que conoce nuestras necesidades. Y en esta oración que elevamos a Dios brota la confianza hacia Él. Un Padre que nos interpela, nos abaja, nos centra en los hermanos, nos invita a preparar la mesa para todos, a compartir la fraternidad, y practicar el perdón. Por tanto, vivamos hoy y siempre coherentemente con Dios y nuestros hermanos en Cristo Jesús.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter