Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

En El Corazón De Dios, Tu Nombre - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, los setenta y dos volvieron muy contentos y dijeron a Jesús: "Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre." Él les contestó: "Veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y todo el ejército del enemigo. Y no os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo." En aquel momento, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó: "Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiere revelar." Y volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: "¡Dichosos los ojos que ven lo que vosotros veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que veis vosotros, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron."

Lucas 10, 17-24

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Los setenta y dos que Jesús envió por delante de Él, vuelven llenos de alegría, felices. Han sido testigos del poder del que les envió, sobre todo el poder de vencer el mal. Pero Jesús parece que ve las cosas de otra manera, y por eso les corrige. Ya sería un gran motivo de alegría para nosotros poder hacerlo hoy, acabar con el mal del mundo, con los malos espíritus que abundan. 

Según Jesús debemos alegrarnos porque nuestros nombres están escritos en el cielo, es decir, en el corazón de Dios. Siempre me da que pensar esta frase… es lo mismo que ya decía el profeta Isaías, que Dios lleva nuestro nombre tatuado en su mano. Me parece precioso. Nosotros escribimos cosas en la palma de la mano para que no se nos olvide, para verlo de continuo. Así es nuestro Dios, no se olvida de ninguna de sus criaturas. Es esa convicción la que nos permitirá hacer frente al mal y todo el ejército del enemigo que intenta destruirnos de mil maneras, muy sofisticadas a veces, y encubiertas. 

Señor que no olvide nunca lo que soy para ti, un ser precioso que tú llevas siempre en tu corazón.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter