A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: El que quiera venirse conmigo, que se niegue s sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará. ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? ¿O qué podrá dar para recuperarla? Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta. Os aseguro que algunos de los aquí presentes no morirán sin antes haber visto llegar al Hijo del hombre con majestad."

Mateo 16, 24-28

El camino de seguimiento tiene un binomio complicado de entender: perder para ganar. A simple vista parece ilógico, pero en realidad esconde el verdadero sentido de la vida.

Salvamos nuestra vida cuando no nos implicamos con la realidad de nuestro mundo. Vamos por la vida muy concentrados en nuestra autorrealización y proyectos personales… En cambio, cuando la perdemos al modo de Jesús, nuestras mayores alegrías y preocupaciones tienen nombres, rostros, historias…

Si nos buscamos a nosotros mismos simplemente la vida se pierde porque no se entrega. Apostar por el proyecto de Jesús es ir en sentido contrario a lo que el mundo nos propone.

Piensa… ¿En qué consiste para ti hoy salvar tu vida?, y ¿en qué consistiría perderla al modo del reino?

La reflexión continua en forma de canción: Caminar contigo– Letra y música de Tony Rubí.

https://www.youtube.com/watch?v=NeQoFpTowko

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter