Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

En su compañía - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes.

Lc 8, 1-3

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

El primer mandato misionero fue dado también a ellas, a las mujeres que en esa primera mañana de Pascua iban a embalsamar a un muerto pero volvieron asombradas por la acción de Dios y con un futuro lleno de esperanza.

Su capacidad para asombrarse y anunciar no se improvisa. Fueron aprendiendo de Él acompañándole por los caminos, fijándose en cómo enseñaba, curaba, tocaba, amaba… permaneciendo al pie de la cruz. Y hoy las encontramos simplemente caminando con Él, de ciudad en ciudad. Ellas nos enseñan a gozar de su compañía. En silencio, humildemente, a veces imperceptiblemente.

Cada una con su historia, María la Magdalena, Juana, Susana… son anuncio y señal de que Dios actúa y puede cambiarnos la vida

¿No te gustaría poder añadir tu nombre al de ellas? También al de otras muchas mujeres que siguen comprometiendo su vida a la de Él, siendo para muchos consuelo y compasión. Basta con disponerse a caminar por la vida en su compañía. 

 

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter