Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Es justo y necesario - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: "Jesús, maestro, ten compasión de nosotros." Al verlos, les dijo: "Id a presentaros a los sacerdotes." Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: "¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?" Y le dijo: "Levántate, vete; tu fe te ha salvado."

Lc 17, 11-19

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Durante la celebración de la misa, al comienzo de la plegaria eucarística, repetimos unas palabras que se han quedado grabadas en nuestro imaginario colectivo pero de las que realmente desconocemos el significado profundo… “es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre”.

Nuestra sociedad actual padece una falta de sentido de la vida cuasi crónico, vagamos buscando una razón para existir y resulta que en cada Eucaristía, Dios a través de la liturgia nos está hablando y nos dice “sé agradecido”. “Tu salvación, la salvación de tu vida está en dar gracias”, gracias a nuestros padres por darnos la vida, gracias a la naturaleza por darnos una casa común y sustento y sobre todo gracias a Dios pues Él lo es todo, nos ama y nos lo da todo.

A lo largo del día hoy, me uniré al agradecimiento del leproso samaritano curado y sonreiré a Dios dándole las gracias simplemente por estar.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter