¡EVANGELIZAR! – Martes 11 de junio –

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «Id y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaros en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludad, si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no lo merece, la paz volverá a vosotros»

Mateo 10,7-13

Un cristiano que no evangeliza no tiene sentido. ¿Pero cómo evangelizar? Jesús nos ofrece un modelo, – un modo- de evangelización: Proclamar que el Reino de Dios está cerca CAMINANDO, PREDICANDO, SANANDO… evangelizamos sobre todo con la vida.

Si no nos ponemos en camino con nuestra vida por delante, nuestras palabras no son creíbles, están viciadas, vacías… y si no hablamos de palabra y de obra la Buena Nueva permanecerá como rehén del «no dicho». Si nuestras palabras no se fusionan con la caridad, con hacer por los pobres y excluidos de nuestro tiempo, entonces es solo un ejercicio de retórica.

El Evangelio se propaga como una provocación y no como una imposición. Decir el Reino de Dios está cerca, significa mirar la propia vida con esperanza y dar esperanza a todos los que encontramos en el camino con la misma gratuidad y libertad con la que Dios nos regala su presencia en nuestra vida.

¿Mis acciones son las que propone el maestro?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter