HACER ALGO

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed que está cerca su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, que huyan a la sierra; los que estén en la ciudad, que se alejen; los que estén en el campo, que no entren en la ciudad; porque serán días de venganza en que se cumplirá todo lo que está escrito. ¡Ay de las que estén encinta o criando en aquellos días! Porque habrá angustia tremenda en esta tierra y un castigo para este pueblo. Caerán a filo de espada, los llevarán cautivos a todas las naciones, Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que a los gentiles les llegue su hora. Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación."

Lucas 21,20-28

Señor Jesús, cuanto necesitamos de tu paz en nuestro mundo hoy. Nos rodean guerras, pobreza, injusticias, y tu pueblo sufre. ¿Qué puedo hacer yo? Solo soy una persona, pequeña, insginificante ante las situaciones de destrucción que sufren tantos hermanos y hermanas en el mundo. Pero quizás ese es el problema, creo que tengo que ser YO la que haga algo. Y ciertamente puedo, sin importar cuan pequeño es, hacer algo. Pero lo importante es recordar que sola no puedo nada, es en comunidad- contigo, con mi comunidad religiosa, con mi comunidad eclesial, con mi comunidad social- solo así, juntos podemos lograr al menos un vestigio de paz. Lo esencial es recordar que eres TU quien viene de nuevo a poner la paz definitiva en la tierra, y mientras tanto, NOSOTROS debemos seguir luchando día a día… una persona, una situación, un evento a un tiempo, para ir preparando el cambio que nos llevará a la liberación definitiva.

¡Alzad la cabeza, poned manos a la obra: se acerca nuestra liberación!

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter