¿HIPÓCRITAS O ASUSTADOS?

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, decía Jesús a la gente: «Cuando veis subir una nube por el poniente, decís en seguida: "Chaparrón tenemos", y así sucede. Cuando sopla el sur, decís: "Va a hacer bochorno", y lo hace. Hipócritas: si sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente? ¿Cómo no sabéis juzgar vosotros mismos lo que se debe hacer? Cuando te diriges al tribunal con el que te pone pleito, haz lo posible por llegar a un acuerdo con él, mientras vais de camino; no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y el guardia te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no pagues el último céntimo.»

Lucas 12,54-59

Me cuesta tanto interpretar el tiempo presente cómo situarme en una ciudad nueva o no perderme por el campo. No tengo el don de la orientación espacial. Puedo entrenarlo, aprender de quienes tienen mayor capacidad que yo para esto, pero casi siempre opto por dejarme llevar por quien sabe o utilizar el GPS y no pensar. Lo malo es que antes o después todos llegamos a encrucijadas solos, sin dispositivos que sustituyan nuestra cabeza o compañeros mejor capacitados para seguirlos. Y ahí, hay que arriesgar y elegir como actuar, cómo interpretar la realidad o cómo resolver mil situaciones que se presentan.

A veces me pregunto si no soy también hipócrita cuando digo que no sé, que no entiendo, que no puedo. A veces creo que es más cómodo que otros decidan y otros se equivoquen. Si no, ¿cómo voy a echar la culpa de mis errores a los demás? 

El miedo nos achica. Siempre. Miedo a equivocarnos, a no saber, a consecuencias no deseadas… ¡Hipócrita! O pereza o comodidad o superficialidad o… Y al final el ejemplo que pone Jesús es lo más simple: la fraternidad, la proximidad, la relación. Lo más sencillo y claro, eso es. Complicarlo suele ser mala señal. La frase está muy manida, pero no es más que escuchar tu corazón y seguirlo. ¡Ojo!, pero asegúrate antes que tu corazón está limpio de prejuicios y temores o seguiremos en las mismas.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter