Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Hoy Toca Limpieza - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que pagáis el décimo de la menta, del anís y del comino, y descuidáis lo más grave de la ley: el derecho, la compasión y la sinceridad! Esto es lo que habría que practicar, aunque sin descuidar aquello. ¡Guías ciegos, que filtráis el mosquito y os tragáis el camello! ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno! ¡Fariseo ciego!, limpia primero la copa por dentro, y así quedará limpia también por fuera.»

Mateo 23,23-26.

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Sí, hoy toca limpieza; limpieza interior. “Dichosos los limpios de corazón, porque esos van a ver a Dios”. Y es que, cuando nuestro corazón queda limpio, trasluce al Señor. Tras la conversión de san Ignacio, sus familiares notaron su mudanza interior por su manera de hablar, por su manera de comportarse… Cuando haces orden en tu corazón y amontonas tus deseos de ser rico, influyente y poderoso para deshacerte de ellos, inmediatamente, te sientes más libre, más dispuesto, más feliz porque te queda sitio para Dios y para los demás.

Tenemos que pasar ratos de oración para que los malos deseos no se incrusten en las paredes de nuestro corazón. Cuando veamos que se nos está agriando el carácter; cuando notemos que nuestra mirada hacia el otro no es compasiva, sino envidiosa o enjuiciadora; cuando nos vayamos a la cama sin motivos para dar gracias por los acontecimientos del día; cuando dediquemos más tiempo a mis cosas que a las de los demás…; entonces, hazme caso, ha llegado la hora que te pongas los guantes, cojas la palancana, el estropajo y la bayeta y te pongas a limpiar todo el polvo y grasa que cubre tu mundo interior.

¿Cuándo y qué te toca limpiar?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter