Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

¡Me encanta! - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, Jesús, para explicar a los discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: "Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: "Hazme justicia frente a mi adversario." Por algún tiempo se negó, pero después se dijo: "Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara."" Y el Señor añadió: "Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?"

Lc 18, 1-8

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Nos encontramos ante mi parábola preferida. El evangelio de Lucas es llamado el Evangelio de la oración por todas las referencias espirituales y llamadas a orar que contiene en exclusiva. Es la singularidad de este evangelio y su esencia.

El Señor explica cómo orar siempre sin desanimarse ni cansarse.

Las viudas en época de Jesús eran el colectivo más vulnerable de la sociedad, solas sin medios, ni manera alguna de poder salir adelante, pues sin un hombre que las tutelara la subsistencia era casi imposible, estaban abocadas a la miseria, sin embargo, es una viuda nuestra protagonista de hoy y nuestra maestra de oración. Una viuda insistente es el ejemplo que nos pone Jesús para aprender a orar; no hablamos ahora de confianza sino de insistencia

Jesús no invita a orar siempre y de manera machacona, sin cansarnos, la insistencia es una manera de amar, nuestras madres son insistentes y repiten y vuelven a repetir los mismos consejos porque nos aman, de la misma manera Dios espera nuestras muestras de amor a través de la oración constante

Hoy no me voy a cansar de ponerme en presencia del Señor y pedirle su amor y su gracia. La insistencia es la confianza cuando falla la esperanza.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter