Mientras dormimos

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega." Dijo también: "¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas." Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra, acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

Marcos 4,26-34

Jesús sigue hablando del reino de Dios, una expresión un poco rara para nosotros pero que podemos traducir como “la versión del mundo tal como sería si Dios reinara…” ¿cómo sería? Hoy nos da una característica de ese reino muy tranquilizadora para todos los trabajadores de esta “empresa”: después de haber trabajado duro durante el día, podemos dormir tranquilos… pero esta empresa no descansa. La materia prima del Reino va germinando “sin saber cómo”, mientras nosotros sí descansamos. Hay que echarle paciencia, y confianza. Es esperanzador saber que nada se pierde, aunque parezca que no hacemos nada… cualquier pequeño gesto de bondad, de justicia, de compasión, de ayuda fraterna, esperanza… no quedará infecundo. “Dios lo da a sus amigos mientras duermen” dice el salmo 121. 

Ora como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti, podríamos resumir. Un buen lema.

Y otra llamada en la palabra de hoy: “a sus discípulos se lo explicaba todo en privado” ¡qué suerte tener a este profesor particular! Lo tenemos a nuestro alcance, pero hay que acudir a sus clases. 

Hoy me tomaré un tiempo para permitir que el mismo Jesús Maestro me explique tantas cosas que no entiendo…

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter