Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Morir de Éxito - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del lago, y lo siguió una muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacía, acudía mucha gente de Judea, de Jerusalén y de Idumea, de la Transjordania, de las cercanías de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una lancha, no lo fuera a estrujar el gentío. Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se le echaban encima para tocarlo. Cuando lo veían, hasta los espíritus inmundos se postraban ante él, gritando: Tú eres el Hijo de Dios. Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

Marcos 3, 7-12

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

¡Qué fácil resulta morir de éxito! Y que bien que el evangelio de hoy me recuerde que hasta a Jesús le ocurría. 

Qué importante es saber parar a tiempo, y qué importante es aprender a decir que no. Yo llevo toda mi vida con esta lucha. Y en ocasiones no saber hacerlo a tiempo conlleva consecuencias peores que haberme perdido algo o no haber hecho algún favor a alguien. No me resulta nada fácil mantener el equilibrio. Imagino que la gente que nunca dice que sí, también le sirve esta reflexión. 

Me tranquiliza ver que la respuesta de Jesús es tan humana, y no creo que sea porque no quisiera curar a más. Pero al hacerse hombre, imagino que aceptaba también nuestra condición: Somos limitados. Y por lo tanto también podemos morir de éxito. 

Como decía Octavio Paz: “La mucha luz es como la mucha sombra: no deja ver”

¡Feliz día!

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter