Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Pasión y enamoramiento sirven de combustible - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «El Reino de los cielos se parecerá a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A medianoche se oyó una voz: "¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!" Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: "Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas." Pero las sensatas contestaron: "Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis." Mientras iban a comprarlo llegó el esposo, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: "Señor, señor, ábrenos." Pero él respondió: "Os lo aseguro: no os conozco." Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.»

Mateo 25, 1-13

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

El despiste de las doncellas que se olvidaron el aceite y la “sensatez” de aquellas que llevaron de repuesto, es más que simple desacierto o previsión. No se trataba solo de tener o no el aceite en el momento oportuno, es que unas se prepararon con cuidado, con atención, con pasión… y otras no.

 

Supongo que el papel más importante en la parábola lo juega “el esposo”, él es quien polariza la atención de las doncellas y despierta en cinco de ellas tal entusiasmo que se dispusieron a ir a su encuentro con aceite de repuesto. Siendo así, el aceite es más que aceite. Es haber esperado y prepararse, es tener luz… es, en definitiva, pasión y enamoramiento. Por eso no se puede repartir, se convierte en algo tan personal e intransferible que solo sirve de combustible en la propia lámpara.

 

Una oración del Padre Arrupe dice así: 

«Nada es más práctico que encontrar a Dios; que amarlo de un modo absoluto, y hasta el final. Aquello de lo que estés enamorado, y arrebate tu imaginación, lo afectará todo. Determinará lo que te haga levantar por la mañana y lo que hagas con tus atardeceres; cómo pases los fines de semana, lo que leas y a quien conozcas; lo que te rompa el corazón y lo que te llene de asombro con alegría y agradecimiento. Enamórate, permanece enamorado, y eso lo decidirá todo.»

¿Qué arrebata mi imaginación? ¿Qué me apasiona? Aquello que se lleva mi atención y energía desde el principio hasta el final de cada día… ¿Qué o quién es? ¿Tiene que ver con Jesús y con sus cosas? Seguramente eso es lo que permite que mi lámpara se encienda.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter