Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Pedid y se os dará - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
«Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan! «Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas.

Mt 7,7-12

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

“Pedid y se os dará, buscad y hallareis, llamad y se os abrirá”. Jesús nos muestra su familiaridad con el Padre, y nos la comparte para que también disfrutemos de esa relación íntima y personal con Él.  Jesús nos transmite dos cosas en este texto: la eficacia total de la oración y la ley de la caridad

Con frecuencia se puede caer en la tentación de desanimarse en la vida de oración porque no vemos los frutos o no se nos concede todo aquello que pedimos. Puede ser que lo que pidamos no sea bueno para nosotros, y como buen Padre Él no nos lo da, porque no nos conviene a nuestra vida, pero nos consuela con su paz y su amor. Lo importante aquí no es la insistencia de la plegaria, sino de la bondad y el amor de quien la otorga. Finalmente, Jesús concluye con la ley que sigue Dios: el Amor. Dios es bueno, Dios es Padre, Dios ama, Dios siempre quiere dar cosas buenas. Cuanto quisierais que os hagan a vosotros los hombres, hacédselo vosotros a ellos, evitaríamos muchos contratiempos. Hagamos un esfuerzo especial estos días de Cuaresma para amar más a todos los hombres a ejemplo e imitación de Jesucristo.

 

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter