Pidamos con inteligencia

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En verdad, en verdad os digo: si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Os he hablado de esto en comparaciones; viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre claramente. Aquel día pediréis en mi nombre, y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os quiere, porque vosotros me queréis y creéis que yo salí de Dios. Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre».

Juan 16,23b-28

Nadie en su vida tiene todo lo que necesita. Tenemos algunas cosas y nos faltan otras. Y todo lo que existe, Dios lo ha creado para compartirlo y disfrutarlo juntos. Es importante compartir y caminar juntos, ayudándonos. Así funciona nuestra sociedad. En ella, cada uno da y recibe de lo que tiene.

Y por eso la pregunta es: ¿sabemos ayudarnos? ¿sabemos dar y recibir, pedir y escuchar? Más todavía: ¿sabemos pedir a Dios lo que necesitamos y recibir lo que Él quiere darnos?

Por eso, Jesús nos da algunas pistas: sepamos reconocer lo que nos falta; sepamos pedir lo que de verdad es importante; seamos capaces de ver lo que los otros necesitan; sepamos compartir lo que tenemos. Y si pedimos en nombre de Jesús; si vemos a Jesús en cada uno que nos pide algo, todo será maravilloso.

Pidámosle a Dios que nos ayude a pedir bien, a pedir con inteligencia, a escuchar y compartir con generosidad. Es el camino de la verdadera fraternidad.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter