A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
Un sábado, Jesús atravesaba un sembrado; sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas con las manos, se comían el grano. Unos fariseos les preguntaron: "¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?" Jesús les replicó: "¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios, tomó los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y les dio a sus compañeros." Y añadió: "El Hijo del hombre es señor del sábado."

Lucas 6,1-5

Otro gesto provocativo de Jesús: traspasar los límites de lo permitido en sábado. Pero para Él ninguna ley está por encima de la persona humana y la dignidad que le corresponde como tal.

Aplícate el cuento: imagina las actividades normales de tu día, pon cara a las personas con las que te relacionas, disponte a la sorpresa de lo que va a venir y que no esperas… Cuáles son las normas de tu sábado particular que pones por encima de todo: cumplir un horario, unas normas en el trabajo, en la familia con tu pareja y los hijos… 

¿Qué significará poner hoy a las personas por encima de todo?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter