A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
Pasión de nuestro Señor Jesucristo

San Mateo (26,14–27,66)

¿Quién nos iba a decir hace un tiempo que íbamos a vivir lo que estamos viviendo? Llevamos ya tres semanas en casa y, sin embargo, esta última será la semana santa… ¿Será una simple casualidad? ¿Formará parte de este #PruebaASerFeliz de acompasando? Ojalá que no hayamos decaído en los intentos… 

En cualquier caso, hoy sigue siendo Domingo de Ramos, la puerta por la que entramos en Semana Santa. Nos sitúa en Jerusalén, donde Jesús sabe que está en la boca del lobo… seguramente vivió su angustia, su incertidumbre, sus dudas… ¿cuántas veces nos hemos sentido así nosotros estos días?

Para hoy, te propongo dos formas de celebrar este día y conocer su misterio:

  1. El evangelio de hoy es la Pasión según san Mateo… dos capítulos que narran las últimas horas de Jesús. Rescatemos un ratito tranquilo en casa, para leerlo con corazón… tratando de descubrir alguna luz especial para este momento que vivimos
  2. En mi casa se decía que el Domingo de ramos, si no estrenas algo, se te caen los pies y las manos… estrenar no podremos, pero… ¿y si nos ponemos bien guapos hoy para salir a aplaudir esta tarde? ¡No deja de comenzar nuestra semana grande! 

 

Y Dios también nos espera en cada vecino… Que sigamos acompañando a Jesús y Él a nosotros en esta semana… ¡y que sea santa en casa! 

 

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter