Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

¿Por quién me dejo comer el coco? - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre. ¿Dónde hay un criado fiel y cuidadoso, a quien el amo encarga de dar a la servidumbre la comida a sus horas? Pues, dichoso ese criado, si el amo, al llegar, lo encuentra portándose así. Os aseguro que le confiará la administración de todos sus bienes. Pero si el criado es un canalla y, pensando que su amo tardará, empieza a pegar a sus compañeros, y a comer y a beber con los borrachos, el día y la hora que menos se lo espera, llegará el amo y lo hará pedazos, mandándolo a donde se manda a los hipócritas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.»

Mateo 24,42-51

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

La vida del cristiano se basa en la actitud de servicio. El que sirve a un amo sabe que no dispone de todo su tiempo para hacer lo que plazca. Y también ha aprendido que, cuando al fin piensa que se ha ganado un tiempo para él, puede sonar la campanilla porque su señor lo necesita. Algo así debe ser la vida de los santos, siempre atentos a cumplir los deseos de Dios. La única diferencia es que Dios, amo de toda la creación, nunca va a abusar de su poder y nunca nos va a pedir nada que vaya en contra de nuestra verdadera felicidad.

Servir a Dios no es servilismo. Servir a Dios no es autodestrucción masoca de tu libertad y autoestima. Servir a Dios es ponernos en verdad y reconocer que ni la riqueza, ni la fama ni el poder son buenos amos. Algunos piensan que ponerse al servicio de Dios es una locura, pero luego ponen sus vidas en manos de la publicidad, de una red social o siguen al youtuber de turno tan despreocupados.

Tienes que elegir: o te dejas comer el coco por Dios, señor del amor, o te dejas comer el coco por los señores del consumo, la fama o la frivolidad. Pero comerte el coco, siempre te lo van a comer. ¡Tú decides!

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter