A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquella misma hora, Jesús se llenó de júbilo en el Espíritu Santo y exclamó: “¡Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, ¡y las has revelado a la gente sencilla! ¡Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien! Todo me lo ha entregado mi Padre y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”. Volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte: “Felices los ojos que ven lo que ustedes ven. Porque yo les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven y no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen y no lo oyeron”.

Lc. 10, 21-24

¡¿Como?! Felices los ojos que ven lo que ustedes ven… ¿Qué vemos? Los estragos de la pandemia, la violencia civil, la pobreza mundial, la falta de empleo, la división entre los humanos… ¿Felices porque vemos todo eso? Vamos, el evangelio tiene sentido de humor… Pero pensándolo bien, quizás si, a pesar de todo lo negativo que vemos en el mundo, si limpiamos bien los cristales de nuestras gafas podemos ver más allá de todas estas suciedades hacia lo que Jesús apunta. A pesar de todos nuestros pecados y maldades que afean la promesa de Dios, lo cierto es que el Reino de Dios está ya entre nosotros, la Verdad de Dios es una realidad, su Hijo ha dado la vida para que nosotros tengamos Vida. Y esas verdades, reveladas a los sencillos, deben llenarnos de alegría y esperanza. 

En la maravillosa obra del autor francés Antoine de Saint-Exupéry, El Principito, dice «Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo». Aunque a veces el Reino de Dios nos parece un desierto, debemos confiar con la confianza de los niños que en cualquier momento encontraremos un pozo de agua viva que sacie la sed de la humanidad, y nosotros/as tenemos la dicha de ser parte de ese grupo que busca cada día esos pozos en el camino.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter